Hugo y la receta mágica. Valle Pérez Pastor.

¿Quién tiene la receta?

Os cuento la historia de este libro, que merece la pena compartir.

Hace unos meses, me encontré trabajando en una escuela de Cataluña.  Una mamá de una alumna me propuso hacer una actividad con este libro en el aula, realizando una receta mágica con los niñ@s… pedí permiso al centro y con la propuesta acepté dicha actividad. La verdad es que los maestros somos un poco reacios a que entren padres a nuestra aula, porque lo tenemos todo un poco desorganizado, es normal entre actividades, evaluaciones y demás nos queda poco tiempo. Pero la verdad es que resultó un éxito.

La actividad consistía en leer el cuento con todos los alumnos en voz alta…y después realizar la actividad. Cada alumno traería un tarro de cristal o plástico…y algo que les gustará mucho una foto, juguete, etc. Para meterlo dentro del bote. Y además la mamá trajo bolitas de colores, formas de papel, pequeños adornos para meter en el bote a modo de decoración. Cada uno tenía un papel con, La receta mágica, que describe el libro que pegaría al bote con su nombre y un ingrediente que añadirían.

El libro trata de un niño que no se lleva bien con otro niño, porque lo trata mal y decide un día no ir más al colegio. Con esta historia, y una receta mágica conseguián solucionar el problema, con paciencia, amistad, amor…

Dicha actividad de este libro resultó positiva para mejorar laslas relacio entre ellos. La convivencia en el aula mejoró y los niños pudieron disfrutar del libro y de su receta para concienciarse de que las relaciones en el aula son muy importantes para aprender a estar con los demás.

Desde entonces, la utilizo siempre que puedo y la recomiendo.😍😉

Publicado por

laselvadeloslibros

Soy una maestra de primaria enamorada de los libros, y sobretodo de la educación. La enseñanza y búsqueda de emociones en mis alumnos es mi reto cada día. Enseñarles valores y a saber convivir en una sociedad tecnológica que se basa más en lo digital y no en el puro papel..🌍🎖🎤🏙🏫🚅🚄🚧🕝⌚🌛⚡🌈 vivimos en una sociedad de prisas y estrés que no nos deja ir una puesta de sol, da un beso a la familia y desearles que pasen un feliz día. Olvidamos al que tenemos sin mirar si necesita nuestra ayuda o simplemente quiere un abrazo o un beso. Los libros nos enseñan todo esto y más, y como no a viajar sin necesidad de coger un avión o un tren. Los libros nos transportan a sitios nuevos... Lee y disfruta. Enséñame y lo aprendo, hazlo y lo olvido. Franklin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s